miércoles, 17 de agosto de 2016

Luz y Oscuridad en las iglesias

Colores de las Iglesias y origen de los rayos en San Miguel
En mi trabajo sobre las Bóvedas de San Miguel, hice una pequeña referencia a este hecho. No quise extenderme comentándolo pero creo que es uno de los secretos más desconocidos que se ocultan en las iglesias. Se ha afirmado que este suceso es fruto de la casualidad, pero se debe a varios factores que sólo las iglesias construidas siguiendo las reglas de Orientación (ad Orientem) cumplen. Se trata de un baile luminoso que tiene lugar diariamente en muchas iglesias. En Jerez, a pesar de que casi todas las antiguas respetan esta regla, no poseen las ventanas necesarias para que tenga lugar el suceso. El efecto en cuestión es el siguiente: durante todo el día y la noche, en estas Iglesias hay unas vidrieras por las que nunca se filtra la luz. Es por esto que el llamado lado del Evangelio es el lado oscuro de las iglesias, pues siempre permanece en penumbra debido a que estas vidrieras se encuentran ahí. Mientras que en el lado de la Epístola la luz está presente, cada mañana a las doce (hora solar), cuando ena columna de luz brillante y blanca se filtra a través de una vidriera colocada en el lado derecho de la Iglesia. Este lugar es el lado luminoso de las Iglesias y Catedrales. Resta aún la nave central, que permanece medianamente iluminada por el lado de la Epístola. Una vez llega el crepúsculo, se torna de color rojizo, debido al sol del atardecer que se filtra a través del rosetón central.
Rayos de luz Blanca en el Lado de la Epístola
Se han dado varias interpretaciones a este hecho premeditadamente realizado. Puede que la más interesante y contrastada sea la que Fulcanelli cita en su El Misterio de las Catedrales y que también recoge Saulo Ruíz Moreno en El Rastro del Dragón: En la mayoría de las catedrales donde se cumple este hecho, en el lado que permanece oscuro se suele dar devoción a la imagen de una Virgen. Esto se debe a que las Vírgenes son en la Alquimia la materia negra e inmaculada que representa el comienzo de la obra, el vientre que dará cobijo a la materia pura. Estas vírgenes en muchos lugares son negras. Buenos ejemplos son la Merced y la de Regla, ambas con encarnación oscura. Una vez evoluciona la materia, se transforma en Blanca, signo de pureza. Es por esto, que generalmente se encuentra en el lado derecho una referencia a Dios padre, pues es puro y divino. Sin embargo, el último color de la obra es el Rojo, presente al ocaso en el centro de la Iglesia. En el centro se encuentra el retablo o baldaquino, dependiendo del templo. En San Miguel encontraremos en el retablo a Jesús, pues es él la materia roja, la piedra de los filósofos en la Alquimia. También es en este lugar donde se guarda el Cuerpo de Cristo, es decir, el pan donde se ha transmutado Jesús. Recordemos que Jesús transmuta almas, convirtiéndolas al Cristianismo. Ya he hecho referencia a la creencia hermética de transmutar el Alma para alcanzar la Piedra. En San Miguel, probablemente debido a alguna reforma del Barroco, ahora se encuentra en el lado de la Epístola una Virgen, y en el del Evangelio un Crucifijo, por lo que se ha perdido este simbolismo, y puede que nunca lo recuperemos. Sin embargo, existe un segundo significado que describiremos más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario