jueves, 25 de agosto de 2016

La Catedral gótica de Jerez

Recreación de los colores dentro de la Catedral
En la anterior entrada hablamos de los tres colores de las Iglesias góticas: Negro, Blanco y Rojo, y de sus correspondencias alquímicas. Comentamos que tanto en San Miguel, como en Santiago se cumplen, pero existe un tercer lugar, que generalmente pasa desapercibido, donde este hecho es completamente evidente. Este lugar se ha menospreciado por ser un pastiche, donde varios estilos se han unido dando lugar a un sitio un tanto caótico, pero muy agradable y armonioso para la vista. Se trata de la Catedral de Jerez. Podríamos decir que su estilo predominante es el Barroco, pero estaríamos olvidando el Gótico de sus bóvedas, el Renacimiento de su altar mayor, y el Neoclásico que aglutina a estos estilos uniéndolos con unas enormes columnas corintias. Podríamos verlo como un muestrario, un alarde de capacidad del maestro arquitecto para combinar lo que para muchos era imposible: todos los estilos sin que el resultado fuera tosco o se viera anticuado. Sin duda, es la obra maestra de Diego Moreno Meléndez, pero este nunca pudo verla acabada. 
En realidad, Diego Moreno Meléndez sólo dirigió la obra durante apenas cinco años de los casi cien que se tardaron en completarla, sin embargo, a él debemos el planteamiento general, las Trazas y lo que más nos interesa a nosotros, la Orientación y la forma en la que quedó estructurada el Templo.
En resumen, diremos que la anterior Colegial se encontraba en un ruinoso estado, habiéndose llegado a caer casi toda la techumbre que se conservaba en el siglo XVII. Sin embargo, a pesar de haberse acometido algunas actuaciones para intentar mantenerla, el episodio que colmó el vaso tuvo lugar un día con el templo abarrotado de gente, durante una multitudinaria misa, en la cual la iglesia comenzó a crujir y a rajarse, ante el estupor de la feligresía, cundiendo el pánico general. El Ayuntamiento tuvo que encomendar al Maestro de Obras, Diego Moreno Meléndez un proyecto, para construir desde cero una nueva Colegial de San Salvador. Un tiempo después comenzaron las mediciones, dirigidas por Diego Moreno. El proyecto, de mayor tamaño que la anterior iglesia necesitaba de la compra de cinco casas para emplazar el templo. Moreno decidió cambiar la orientación y la localización, así como emplear materiales de la anterior edificación. A su muerte en 1700, la iglesia tuvo que ser continuada por diferentes maestros, culminando la obra a finales del siglo XVIII.
Este detalle del grabado de Joris Hoefnagel es de lo poco que
queda de la antigua Iglesia
Resulta muy interesante ver que los maestros posteriores respetaron en su mayor parte el proyecto de Diego Moreno, lo cual es fantástico, pues se construyó el templo con los elementos que él había previsto, ya que por muchos ejemplos se sabe de su relación con el Hermetismo.
Lo primero que nos llama la atención es la orientación, pues al igual que los templo góticos como Chartres o Notre Dame de París, y otros románicos, tiene la cabecera hacia el Noroeste. Esta característica implica que el juego de luces sea más perfecto, así como cumple con todas las reglas telúricas que rigen las construcciones góticas. El cambio de orientación y posición que Diego Moreno confirió al templo con respecto al anterior es completamente consciente. En la entrada "Problemas en Santiago y otros hechos previsibles" hice referencia a las corrientes subterráneas que recorren los templos góticos jerezanos. La Catedral no se queda atrás. No hay que ser muy observador para ver que se encuentra junto a la Plaza del Arroyo. Este arroyo es la Woivre o corriente subterránea que pasa por debajo debajo de San Miguel y Santiago, pues son verdaderos templos góticos. Diego Moreno Meléndez trabajó en las fachadas de ambos templos, por lo que sabía muy bien que ocurría debajo de los templos. Volviendo a las corrientes telúricas, Eduardo Arboleda comentó en El Trote de la Culebra los elementos telúricos de esta Iglesia. Tanto las pilas de agua bendita como las gárgolas nos muestran el paso de las líneas energéticas. Falta aún por mencionar los colores y sus connotaciones alquímicas dentro de la Catedral. 
Resultado de imagen de catedral de jerezLa Catedral de Jerez tiene tres puertas principales: la Principal, formada al igual que en los templos góticos por tres entradas; la derecha, dedicada a la Encarnación o Anunciación, y la Izquierda, dedicada a la Visitación. De las centrales, la izquierda representa al Nacimiento de Jesús, y la derecha la Adoración de los Magos. Como siempre, emplazamos al lector del blog a leer la Obra Alquimia en Jerez de Saulo Ruíz. Desde nuestro punto de vista, el pasaje dedicado a la Catedral de Jerez es uno de los más interesantes del Libro, ya que estamos ante el único templo realizado completamente desde un punto de vista alquímico. Por norma general, son sólo algunos los elementos que se relacionan con el hermetismo en los templos de todo el conjunto, pero en el caso de la Catedral, se puede ver al completo como un lugar dedicado a la Alquimia, a los saberes ocultos como la Cábala y las corrientes de pensamiento sufíes. Como ejemplo de ideología hebraica, destacaremos que si sumamos todas las bóvedas del templo con la de la Sacristía,obtendremos el número 26.
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/26/InteriorCatedralJerez.jpgEn la Cábala este es el número de Dios, pues el valor numérico de la palabra YHWH. Geométricamente, en este templo se representa el triunfo de lo divino sobre lo terrestre, del Compás sobre la Escuadra. La Cúpula trazada a partir del Círculo corona una planta recta. Desde el punto de vista numérico, el tres es el que mas importancia tiene en la Catedral. Tres son los Colores de las iglesias, tres puertas, una de ella dividida en tres, tres alturas en la Fachada, tres suelen ser los personajes fundamentales en las escenas de las puertas: reyes magos; Virgen, San José y Jesús; Virgen, Gabriel y el Espíritu Santo, y muchos elementos más, como los niveles de las escaleras abalaustradas de delante. Otros números presentes son el 5 y el 4. Son cinco por cada lado las naves de la Catedral y cuatro los lados de su planta. En Cábala, podríamos afirmar que se construyó una "Puerta o Ventana al Otro lado" dentro de una "Puerta en este mundo y en este tiempo" pues son estos son los significados del 5 y el 4 respectivamente. De todos los elementos constructivos que posee la Catedral, puede que el más significativo sea su cúpula. La Cúpula y en concreto el círculo, representa el uno y el todo, la unidad y la mónada. La mónada para los pitagóricos era la representación de Dios, ser o primera unidad originaria. Esta idea fue adoptada por muchos filósofos posteriores, pero manteniendo su símbolo, el emblema que la representa. Si nos colocamos en el centro de la Catedral, en el punto más poderoso telúricamente, y miramos hacia arriba, nos encontraremos con la confirmación de esta idea. Veremos un círculo iluminado acogiendo en su interior otro círculo. En la Biblia, el uno hace referencia a la separación de la luz y las tinieblas, el primer acto de la creación. La cúpula sirve de entrada de luz e ilumina las tinieblas, tiene la misma función que Dios, porque es una representación de él mismo.

Representación de la Mónada Pitagórica


Estos son solo algunos de los muchos secretos de la Catedral de Jerez

miércoles, 17 de agosto de 2016

Luz y Oscuridad en las iglesias

Colores de las Iglesias y origen de los rayos en San Miguel
En mi trabajo sobre las Bóvedas de San Miguel, hice una pequeña referencia a este hecho. No quise extenderme comentándolo pero creo que es uno de los secretos más desconocidos que se ocultan en las iglesias. Se ha afirmado que este suceso es fruto de la casualidad, pero se debe a varios factores que sólo las iglesias construidas siguiendo las reglas de Orientación (ad Orientem) cumplen. Se trata de un baile luminoso que tiene lugar diariamente en muchas iglesias. En Jerez, a pesar de que casi todas las antiguas respetan esta regla, no poseen las ventanas necesarias para que tenga lugar el suceso. El efecto en cuestión es el siguiente: durante todo el día y la noche, en estas Iglesias hay unas vidrieras por las que nunca se filtra la luz. Es por esto que el llamado lado del Evangelio es el lado oscuro de las iglesias, pues siempre permanece en penumbra debido a que estas vidrieras se encuentran ahí. Mientras que en el lado de la Epístola la luz está presente, cada mañana a las doce (hora solar), cuando ena columna de luz brillante y blanca se filtra a través de una vidriera colocada en el lado derecho de la Iglesia. Este lugar es el lado luminoso de las Iglesias y Catedrales. Resta aún la nave central, que permanece medianamente iluminada por el lado de la Epístola. Una vez llega el crepúsculo, se torna de color rojizo, debido al sol del atardecer que se filtra a través del rosetón central.
Rayos de luz Blanca en el Lado de la Epístola
Se han dado varias interpretaciones a este hecho premeditadamente realizado. Puede que la más interesante y contrastada sea la que Fulcanelli cita en su El Misterio de las Catedrales y que también recoge Saulo Ruíz Moreno en El Rastro del Dragón: En la mayoría de las catedrales donde se cumple este hecho, en el lado que permanece oscuro se suele dar devoción a la imagen de una Virgen. Esto se debe a que las Vírgenes son en la Alquimia la materia negra e inmaculada que representa el comienzo de la obra, el vientre que dará cobijo a la materia pura. Estas vírgenes en muchos lugares son negras. Buenos ejemplos son la Merced y la de Regla, ambas con encarnación oscura. Una vez evoluciona la materia, se transforma en Blanca, signo de pureza. Es por esto, que generalmente se encuentra en el lado derecho una referencia a Dios padre, pues es puro y divino. Sin embargo, el último color de la obra es el Rojo, presente al ocaso en el centro de la Iglesia. En el centro se encuentra el retablo o baldaquino, dependiendo del templo. En San Miguel encontraremos en el retablo a Jesús, pues es él la materia roja, la piedra de los filósofos en la Alquimia. También es en este lugar donde se guarda el Cuerpo de Cristo, es decir, el pan donde se ha transmutado Jesús. Recordemos que Jesús transmuta almas, convirtiéndolas al Cristianismo. Ya he hecho referencia a la creencia hermética de transmutar el Alma para alcanzar la Piedra. En San Miguel, probablemente debido a alguna reforma del Barroco, ahora se encuentra en el lado de la Epístola una Virgen, y en el del Evangelio un Crucifijo, por lo que se ha perdido este simbolismo, y puede que nunca lo recuperemos. Sin embargo, existe un segundo significado que describiremos más adelante.

jueves, 11 de agosto de 2016

La Santa Cueva, un ejemplo de mentalidad masónica.

Cuando uno desea entrar en la Masonería, antes de su iniciación deberá esperar un largo tiempo en la llamada Cámara de Reflexión. Este lugar es una pequeña y oscura habitación, pintada al completo de negro. En ella se encuentran diversas citas filosóficas sobre las que el profano deberá reflexionar mientras cumplimenta su Testamento Filosófico. La utilidad de esta habitación no es otra que la de mostrar el camino de evolución que el aspirante a aprendiz masón debe seguir, sirviendo las enseñanzas masónicas como un camino de evolución espiritual. De todas las frases ubicadas en los muros del gabinete destaca una en especial, a la que generalmente se le da más importancia resaltandola o colocándola en un lugar más privilegiado. Se suele mostrar abreviada de este modo: V.I.T.R.I.O.L. Se trata de un acróstico a partir de la frase latina Visita interiora Terrae, rectificando invenies occultum lapidem. (Visita el interior de la Tierra, rectificando encontrarás la piedra secreta) Esta cita tiene un profundo significado. Siempre se ha afirmado que su origen es alquímico, pues aparece citada en diferentes trabajos, pero el significado más interesante, el que destacan los masones y las personas que lo usan como divisa es muy complejo. 
Para ellos, esta frase nos está mostrando un camino a la perfección, a partir del conocimiento de uno mismo. Visitando el interior de la Tierra, nos estamos refiriendo a conocernos y buscarnos espiritualmente en nosotros mismos. Ese interior terrestre puede ser tomado casi como una visita a los infiernos, a la oscuridad por decirlo de algún modo. Estamos comparando el abismo de conocimiento que se nos presenta mediante la reflexión con un cáos que sólo nos traerá oscuridad, pero nos asegura que si rectificamos, si nos replanteamos el camino que hemos tomado, alcanzaremos la Piedra oculta. Esta piedra no es otra cosa que la perfección. Alcanzar la Perfección, la Sabiduría mediante el conocimiento de nosotros mismos. Para los filósofos alquimistas, el alma pura se transmutaba en la esencia que ellos creaban, purificándola y otorgándole el poder para transformar a un metal impuro en uno perfecto.

 En la Santa Cueva, justo al entrar nos topamos para nuestra sorpresa con una escalera.  Se nos está pidiendo que descendamos hasta las entrañas de la Tierra (de nuestra tierra) para purificarnos. Este viaje comienza aceptando nuestros errores. Al bajar esta escalera, instintivamente nuestra cabeza se agacha, como signo de respeto. Sobre ella, en uno de los arcos que cierran la bajada vemos una inscripción latina: "Todo el que desee alcanzar el reino eterno del Cielo, venga sediento a este lugar, pues aquí está preparado el camino". No es difícil ver la simetría de esta frase con la del Vitriol. Se nos pide la reflexión para alcanzar la igualdad con Dios, y para ello se nos insta a bajar al oratorio subterráneo. 
Este lugar es uno de los más misteriosos e inquietantes a los que nunca hayamos entrado. La oscuridad reina allí abajo. Este velo negro se rompe por una columna luminosa que cae del Cielo, una claraboya deja pasar un rayo de luz que ilumina un Calvario barroco. Jesús tuvo que morir y resucitar para alcanzar el reino de los cielos, esta vez con un cuerpo diferente. No era terrenal y perecedero, sino divino y eterno. Nosotros tendremos que hacer lo mismo para alcanzar la sabiduría. Habremos de morir en nuestro viejo cuerpo para renacer en un nuevo ser, dotado de una iluminación. Es por ello que sobre Cristo, el letrero INRI, no significa Jesús Nazareno rey de los Judios, sino Igne Natura Renovatur Integra. Toda la Naturaleza se renovará por el Fuego. Vemos una renovación presente en esta frase de caracter hermético. Esta es otra de las enseñanzas de la Santa Cueva.
Una vez hayamos reflexionado sobre nosotros, y seamos dignos de alcanzar, o al menos rozar la perfección, saldremos del Oratorio subterráneo y ascenderemos por unas escaleras bastante ocultas a las que se accede mediante una portezuela que conduce a una pequeña sala. Esta sala, que a pesar de ser pequeña está decorada con una escultura, nos permitirá tomar una escalera ascendente, realizada en mármol blanco e inmaculado, signo de pureza, que en nada se parece al acceso que hay que recorrer para subirla. Esta zona de la Santa Cueva nos puede recordar al famoso poema de San Juan de la Cruz,  Noche oscura del Alma. "A escuras y segura por la secreta escala, disfrazada, ¡oh dichosa ventura!, a escuras y en celada" en este fragmento encontramos la secreta escalera, disfrazada y oculta por una puerta.
Cuando subimos por la escalera, al alzar la cabeza, veremos un gran corazón de Jesús, una interesante talla en madera que no hace más que reafirmar nuestras teorías. La persona que se transmutó en el interior del Oratorio subterráneo ve como ahora domina el sentimiento que Jesús enseñó: El Amor incondicional. Para algunas filosofías orientales, este amor se representa con el Cuarto Chakra, situado en el Corazón, cuyo significado es el de amarse los unos a los otros, tal y como Cristo hizo. "Sin otra luz y guía sino la que en el corazón ardía" 
Pasando la escalera de mármol y el Sagrado Corazón, entraremos en un vestíbulo, donde encontraremos de frente el sepulcro del Padre Santa María, fundador de la Santa Cueva. Su lápida tiene forma piramidal, por lo tanto nos presenta la idea de la Ascensión del Alma para reunirse con Dios. Si giramos a la derecha, estaremos frente a la puerta de la Capilla Sacramental. Este lugar es completamente distinto. Aquí predomina la luz, pues estamos en presencia de Dios. En un baldaquino de piedras vemos un sagrario que guarda las hostias consagradas. Sobre nosotros, una cúpula deja entrar los rayos de sol a través de unas vidrieras incoloras. Sin duda, estamos en el lugar de la Sabiduría, donde seremos dignos de acceder a la perfección, a la Luz. Nos iluminaremos.

jueves, 4 de agosto de 2016

de Sirenas y Tritones


Las Sirenas tal y como hoy las conocemos difieren bastante de la idea que de ellas tenían los autores antiguos. Las concebimos como mujeres provistas de colas de pez, idea que se comenzó a difundir con la extensión del Liber Monstrorum de Adhelmo de Sheborne. Sin embargo, desde la época clásica y aún antes, estas criaturas fueron vistas como mujeres aladas, con patas y garras de ave. Esta segunda representación posee un claro ejemplo en Jerez, ya la hemos mencionado en este Blog en la entrada sobre la Esfinge del Claustro de la Merced. Sin embargo, son muy interesantes los ejemplos del primer tipo aquí descrito, de las Sirenas Pisciformes, presentes en los alrededores de Jerez, a modo de decoración de edificios del Renacimiento y el Gótico. 
Puede que la más conocida sea la que decora la llamada Puerta de la Sirena del Castillo de Sanlúcar de Barrameda. Allí vemos a una representación de este personaje agarrando su cola bífida con unos musculosos brazos. El detalle de la musculatura destaca en la obra, confiriéndole un aspecto un tanto masculino, por lo que es posible dudar de que se trate de una mujer, pues podría representar a un Tritón. De sus brazos, mediante unas cintas cuelgan sendos escudos, claramente de la Casa de Medina Sidonia. Esta Sirena guarda entre sus colas un extraño detalle que a mi parecer es un lazo. 
Todo esto va coronado por una especie de decoración piramidal avenerada, de la que parece haberse perdido una parte.
La Sirena siempre ha poseído un carácter pecaminoso, destacando como seres lujuriosos y provocadores de la perdición humana y suelen ir acompañadas de un espejo, lo que redunda en la lujuria. Covarrubias, en sus Emblemas Morales nos describe a la Sirena como ejemplo del Vicio de la Carne.
De todos modos, es raro que sea este el significado que el autor del ejemplo sanluqueño quería dar. Hemos de ver a esta sirena también como un ejemplo de la Dualidad, por aquello de la cola bífida. Esta dualidad podría estar reduplicando la presencia de los dos escudos, unificados ahora por un sólo personaje de complexión fuerte. Este Tritón o Sirena podría interpretarse como una muestra de fuerza por parte del Duque, quién también la hizo presente mediante dos hachas o Segures tallados a los lados de la puerta. Podemos resumir todo este significado con una frase: La unión hace la fuerza. Las colas de la sirena recuerdan a las serpientes, pues esos apéndices con escamas podrían ser una velada referencia a este animal mitológico. Viendo a la sirena o tritón de este modo, sujetando lo que parecen dos serpientes, se nos viene a la cabeza la misteriosa escultura encontrada en el Palacio ne Cnosos, en la que vemos a una mujer joven que porta dos ofidios en las manos. Puede que estas estatuillas que en su día representaran a la fertilidad femenina sirvieran de base para la creación de la idea pecaminosa que envuelve a esta criatura.

Ejemplo de Sirena en un grabado renacentista.
Dejando atrás a Sanlúcar y volviendo a Jerez, nos encontramos con un ejemplo mucho más claro de su significado pecaminoso. La podemos ver decorando algunas de las almohadillas donde arrancan los arcos de las crujías del patio del Palacio de Ponce de León (Primera foto de la Entrada). Aquí se representa más al estilo de la época, tal y como la vemos representada en el Grabado de la Derecha. En Ponce de León también veremos tritones, ya que en ocasiones este personaje viene a veces representado en compañía de este otro ser, simbolizando que los pecados carnales son cometidos tanto por el hombre como por la mujer, de nuevo mostrando esa dualidad unificada en esta ocasión por otro punto común: La Lujuria.
Existen aun varias sirenas más ocultas en esta zona de Andalucía, así como diferentes seres marinos provistos de colas y afilados dientes. Buenos ejemplos son los monstruos marinos de las bóvedas de San Miguel y los dragones o serpientes del mar de las Covachas de Sanlúcar, a los que proximamente les dedicaremos una entrada en el blog.